agosto 7, 2018

Corales

Te puede sorprender saber que la roca llena de agujeros conocida como coral, es en realidad un animal y una parte vital del mundo marino. Es una especie animal similar a la anémona de mar y casi parece ser la mitad animal y la mitad planta cuando se mira de cerca lo que hace esta peculiar criatura.

Las especies de coral se dividen generalmente en dos subespecies, dependiendo del número de tentáculos que el individuo tiene. Aquellas especies con ocho tentáculos se conocen como Alcyonaria, que incluye corales blandos, abanicos de mar y plumas de mar. Aquellas especies de coral con más de ocho tentáculos se conocen como Zoantharia, que incluye la especie que se encuentra en los arrecifes.

Los corales son animales antiguos relacionados con medusas y anémonas. Un coral individuo es conocido como un pólipo, un organismo muy pequeño y simple que consiste principalmente de un estómago coronado por una boca y tentáculos. Los pólipos extienden sus tentáculos por la noche para picar e ingerir pequeños organismos llamados plancton y otros pequeños animales.

ALIMENTACIÓN

¿Qué comen los corales? Podría sorprender saber que son organismos carnívoros, y muchos consumen zooplancton y peces muy pequeños, mientras que los corales que forman arrecifes prefieren obtener nutrientes de las zooxantelas, a los que alcanzan por medio de unos filamentos de la cavidad del estómago.

Los pólipos de coral capturan activamente su alimento gracias a sus tentáculos, los cuales extienden a través del agua. Cuando los tentáculos tocan a un animal, los nematocistos lo inmovilizan o matan debido al veneno que liberan, y entonces los tentáculos lo llevan hacia la boca y pasa después al estómago. Los restos también se excretan por la boca.

Los corales que no capturan zooplancton o peces tienen filamentos con una capa de moco con los cuales captan diminutas partículas orgánicas disueltas en el agua, y de ellas se nutren.

Los corales pueden reproducirse de forma sexual o asexual. Los gametos o células sexuales se producen en los mesenterios o membranas de la cavidad del estómago. En la reproducción sexual, si el coral se reproduce por fertilización interna los huevos se desarrollan en el interior del pólipo durante algunos días o semanas y después se expulsan las larvas. Si la fertilización es externa, el coral libera los gametos en el agua, los cuales eventualmente se unen y tiempo después dan lugar a larvas pequeñas. Las larvas pasan un tiempo en el agua y después se asientan en el sustrato, de donde no se desprenden más pues comienzan a desarrollarse como pólipos. A diferencia de otros cnidarios, los corales carecen de etapa medusa.

La mayoría de los corales liberan gametos al mismo tiempo, lo que aumenta la posibilidad de la fecundación. Otros pólipos se reproducen asexualmente mediante gemación o división.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *