Podredumbre en Aletas

Podredumbre en aletas

Para entender esta enfermedad hay que comprender que xeisten dos tipos de radios, aquellos que son duros y que parten de la base de la aleta que se denominan espinas y luego están los que son blandos y flexibles y se encuentran ramificados. Cada especie de pez tiene un número de radios y una disposición de estos diferente.

La podredumbre de aletas es una enfermedad como tal, aunque en muchas ocasiones viene como síntoma de otras enfermedades. Está provocada por infinidad de bacterias que suelen estar de normal en el acuario en proporciones muy bajas.

Las bacterias que más comúnmente generan esta enfermedad son las Pseudomonas, Aeromonas y Microbacter, que aparecen en la aleta una vez ha actuado la mixobacteria. En fases más avanzadas de la enfermedad también pueden aparecer en las aletas algunos hongos y ectoparásitos.

Lo que pasa es que en muchísimas ocasiones la limpieza tanto de nuestras manos a la hora de hacer el mantenimiento, que estén sucias, o que el número de mantenimientos no sea el necesario, e incluso una superpoblación en el acuario, puede hacer que la población de bacterias aumente.

Al principio de la enfermedad, las aletas se ven como inflamadas en el borde exterior y como una masa de un color blanquecino y se puede observar una vez más avanzada la fase que las aletas se empiezan a deshacer en las zonas interradiales. En la segunda fase se empieza a apreciar que la membrana de las aletas comienza a desaparecer, siendo muy llamativo el hecho de que los radios quedan totalmente desnudos. Se ven como una espina/pincho rígido.

Ya la última fase de la enfermedad se da cuando se produce la total desaparición de la aleta afectada, ya que se ha destruido toda la membrana y todos los radios. En vez de la aleta se queda una herida abierta que puede provocar otras afecciones a parte de la imposibilidad de que nuestro pez pueda nadar con normalidad.

En muchas ocasiones, la enfermedad por sí sola se manifiesta cuando el pez se encuentra ante una bajada de defensas y, muchas veces, por heridas provocadas por ectoparásitos, se genera la enfermedad. En estos casos hay numerosos medicamentos de venta en tienda que tratan infecciones genéricas por bacterias, que son los antibióticos, y que dan muy buenos resultados.

También es recomendable que al hacer el cambio de agua se adite algún tipo de concentrado de bacterias comercial, para que así poder dar un empujón a las bacterias del filtro y se recuperen pronto. También Sifonar el fondo del acuario ayudará a retirar los restos que puedan estar contaminando y alterando la calidad del agua. La buena calidad del agua será beneficiosa para la rápida cicatrización de estas heridas en las aletas.